La disculpa de una activista

-¿Recuerda usted que se dijera en aquella acción frases como “el papa no nos deja comernos las almejas”?

-No recuerdo la literalidad de las frases que se dijeron

Voy a intentar hablar de lo que ha pasado esta semana sin caer en los tópicos que ya han comentado el resto de tertulianos: que llevar ante los tribunales a un cargo electo por un delito perteneciente a un código pre constitucional como “el delito por ofensa de los sentimientos religiosos” es una atrocidad digna de un país predemocrático y casi pre-moderno (son delitos comodín, como el “delito por ofensas y ultraje a la bandera” que en la vaguedad de su tipicidad se convierten en una carta blanca para etiquetar todos los comportamientos contrarios a los intereses del establishment, como ocurre con el delito de “enaltecimiento del terrorismo”) ¿Nadie se ha preguntado por qué no existe un delito por “enaltecimiento del fascismo”? Para que un delito esté bien tipificado debe ser concreto en su tipo, o eso aprendí en clases de penal, todo lo contrario de lo que ocurre con los tres ejemplos que acabo de mencionar.

Pero esto ya lo sabemos. Que la causa contra Maestre obedece a una operación de la derecha mediática por intentar equiparar el juicio contra Maestre, Zapata y los tiriteros con los escándalos de corrupción que amenazan con convertir a la cúpula directiva del partido popular en una gestora, también lo sabemos. Que España sigue siendo un país pacato, laico en su confesionalidad y profundamente puritano en sus costumbres, lleno de señoras que se abrochan la rebeca y se santiguan porque una joven enseñe el torso en una manifestación y de chicas muy progres que prefieren la seguridad de tener un hombre al lado, aunque las maltrate, que probar el vértigo de la libertad también lo sabemos.

rita_maestre_n-672xXx80-2

Lo que yo no sabía es que todo esto merecía una disculpa. Me sorprende profundamente el tono pusilánime de la izquierda del cambio al escuchar a Maestre declarando ante la Santa Inquisición modernizada, que “pide disculpas ante quien se haya podido sentir ofendido” . Me sorprende que haya que achacar las acciones políticas a los delirios de la juventud. Me sorprende que la estrategia ante el caso Maestre sea la evasiva defensiva, y el ya no me acuerdo en lugar de la defensa explícita de las razones de la protesta. Me sorprende que ahora haya que disimular, o decir que no se recuerdan, los cánticos que han sido norma en todas las manifestaciones feministas a las que he ido desde que tenía 16 años:” Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios…” “Vamos a quemar la conferencia episcopal” Y no lo digo en tono de ultraizquierdista purista resentida que conste, lo sigo porque me parece un error político.

Rita_Maestre-Ahora_Madrid-protesta_capilla_universidad-juicio_MDSVID20160218_0032_10

Lo que hace que el gobierno de Ahora Madrid sea diferente a los demás es precisamente el pasado de sus miembros como parte activa de movimientos sociales, son sus precedentes como activistas lo que les ha dado legitimidad para representar a  una mayoría social olvidada y abandonada por la casta. Si ahora esos representantes políticos se disculpan por su pasado menoscaban las acciones que les han llevado a donde están. Si se arrepienten públicamente de acciones concretas en el momento en el que la protesta social está más penalizada y perseguida en la historia de la democracia de nuestro país, lo que están poniendo en duda es la legitimidad misma de la lucha y la protesta como herramienta política.

ritamaestre

Es de valientes sostener el pasado de los torsos desnudos, de las causas justas, aunque sean pequeñas, aunque sean simbólicas como la de eliminar las iglesias de las universidades públicas, con más razón si se es una representante electa. Porque eso da fuerzas a otras luchas que siguen abiertas mientras escribo esto, como las de las mujeres a las que se les negó la asistencia sanitaria durante su aborto por razones ideológicas en los hospitales públicos gallegos, siendo obligadas a parir de pie fetos sin vida, sin anestesia, en el servicio de los hospitales de Ferrol, Santiago y A Coruña.Info Noticia Aborto. Por ellas, Rita Maestre tenía el derecho y el deber de reivindicar lo que hizo y de explicar por qué se grita “Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios”. No con la esperanza de que este país beato lo entienda, sino con el convencimiento de que está abriendo un camino que muchas mujeres detrás de ella recorrerán. El martiriologismo no le está sirviendo al gobierno de Carmena, todo lo contrario, está debilitando la carta más potente que tenían los gobiernos del cambio, que representaban a la gente que luchaba en la calle, la herencia del 15M.

2549849244001_4762254345001_4762229897001-vs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s